¿Carmelita yo?

es expresión de Santa Teresa de Jesús que condensa lo que es la vocación a la vida contemplativa en el Carmelo. La vocación de la Carmelita es una llamada al Amor. Con tres características: exclusividad, integridad, intimidad.